Don Bosco 1505 | Bahía Blanca | Tel.: 54 - (291) 4592400

 

Escribir para darle una mano a las bibliotecas

El mes de mayo trajo consigo el lanzamiento de la que tal vez haya sido la principal novedad del año para el PABP: la realización de un certamen literario para adultos.

 

Una idea basada en la exitosa experiencia del 2012 con el primer concurso de cuentos infantiles, pero que le daba una vuelta de tuerca en procura de enfocar el interés hacia las bibliotecas populares.

 

Como muchas otras veces, sin otra guía que el instinto y la certeza de que de la exploración de terrenos desconocidos suelen sobrevenir los mejores descubrimientos, se diseñó una propuesta que pretendía tener éxito a partir de la conjugación de varias premisas positivas.

 

Primera, la certeza de que hay en la ciudad y la región muchas personas que escriben por el puro gusto de hacerlo y participan de grupos y talleres en los que comparten su obra.

 

Segunda, el convencimiento de que para muchos de esos escritores “de alma”, la posibilidad de que un trabajo con su firma pudiera servir de ayuda para darle una mano a una biblioteca pública, resultaría casi tan atractiva como ganar un premio por su labor y que si ambas posibilidades se complementaban, las perspectivas de una elevada participación podrían solidificarse.

 

Para sumar condimentos, se incorporó al jurado a un excelente ejemplo a seguir por aquellos que transitan el camino de la escritura.

 

Con muy buena predisposición, el escritor Fernando Monacelli, ganador del premio Clarín de Novela 2012, accedió a ser uno de los que evalúe los trabajos presentados.

 

De allí que a la hora de convocar a las bibliotecas, a modo de tarjeta de invitación, Codimat decidiera regalar a cada una de ellas uno de esos obsequios que bien pueden incluirse en el inmensurable listado de “intangibles”: un ejemplar autografiado por el autor de “Sobrevivientes”, la obra que le permitió a Monacelli ganar uno de los premios más importantes de la literatura argentina.

 

Básicamente, la idea fue que las propias instituciones buscasen a escritores interesados en representarlas con un cuento.

 

Para ello se resolvió que cada una de ellas podía elevar al jurado hasta tres trabajos para su consideración como finalistas.

 

Una vez más, alegró mucho tener conocimiento que en algunas instituciones, enriquecedores debates se produjeron a partir de la buena respuesta recibida y la necesidad de tener que hacer una primera selección para elegir a sus candidatos.

 

“La presencia de Fernando en el jurado, además de prestigiarlo con su conocimiento, creemos que es un ejemplo que les puede servir a quienes escriben y tienen legítimos deseos de alguna vez obtener un premio como el que él obtuvo: nosotros le decimos, tu trabajo será evaluado por alguien que obtuvo uno de los mayores premios a los que puede aspirar un escritor argentino”, explicó el contador Alberto Delmont, el día del lanzamiento.

 

Junto a ellos dos, el también escritor e historiador Ramón Minieri y el periodista Gustavo Mandará, tuvieron a su cargo la responsabilidad de consagrar al ganador.

 

Además, se determinó que en procura de garantizar la máxima transparencia en el cometido, ninguno de los evaluadores sabría a qué bibliotecas representaban sus trabajos ni quienes eran sus autores: solo leerían cuentos y los identificarían con sus seudónimos.

 

De lo que ellos resolvieran, una biblioteca se llevaría una orden de compras por 8 mil pesos en materiales de construcción y el autor galardonado, una moderna Tablet.

 

Con llamativa unanimidad, a la hora de que cada uno de su veredicto, los cuatro se inclinaron por el mismo trabajo: un singular cuento, ambientado en un paisaje futbolero, pero, al mismo tiempo, con un cierto componente policial y de crítica social, titulado “DOMINGOS”.

 

Su autor Walter Oscar Sosa, eligió representar a una institución con la que, casualmente, Codimat, ha mantenido una fluida relación en los últimos años: la biblioteca “Almafuerte”, que funciona en el centro cultural que la Unión Obrera Metalúrgica posee en la esquina de Enrique Julio y Sixto Laspiur.

 

Dada la calidad de los trabajos presentados, en uso de sus facultades, el jurado instituyó cinco menciones para distinguir a otros autores.

 

Las mismas recayeron en “EL CUERPO CIERTO” (escrito por Tomás Alberto Gómez y representante de la biblioteca “Juan Bautista Alberdi” de Saavedra); “LAS DOS ORILLAS DE UN PUENTE (Héctor Sergio González Niello, biblioteca “Antoine de Saint-Exúpery” de los Chicos de la plaza “Tambor de Tacuarí”), “VIEJOS SON LOS TRAPOS” (Kenia Gallego, biblioteca “Germán García”, barrio Patagonia), “ROSTRO” (Zulma Fedrizzi, biblioteca popular “Mafalda”) y “LAS MANITOS DE ARIANA” (Angélica Sonia Barrenechea Arriola, biblioteca “Mafalda”).

 

En oportunidad del acto de entrega de premios (llevado a cabo el 10 de octubre), se sorteó una orden de compras para materiales de construcción (favoreció a la biblioteca “Mariano Moreno” de Ingeniero White) y en cumplimiento del compromiso asumido por la campaña de difusión de la página de facebook del PABP (www.facebook.com/bibliotecas.populares.codimat) de donar una computadora a una biblioteca por cada 500 “me gusta” obtenidos por la publicación, recibieron un completo equipamiento las bibliotecas “Rosario Sur” y “Luis Braille”.

Codimat S.A. | Don Bosco 1505 | Bahía Blanca | Tel.: 54 - (291) 4592400 | info@codimat.com.ar | Diseño: Proyección

Lunes a viernes de 7:30 hs. a 18:30 hs. - Sábados de 7 hs. a 12 hs.

Enviar por e-mail

De:

Nombre:

E-mail:

Para:

E-mail:

Artículo enviado
satisfactoriamente